Expo Zaragoza 2008, 2º aniversario

Hoy se cumplen 2 años de la apertura de la Expo. Para muchos de los que allí trabajamos fue el mejor verano de nuestra vida. Fueron 3 meses intensos de duro trabajo, de aguantar a muchos visitantes maleducados, agobios por el calor, colas interminables,...; pero valió la pena, cada día era una aventura: con nuevos visitates, nuevos retos y nuevas sompresas; los compañeros se convirtieron en amigos indispensables con los que vivimos momentos irrepetibles, durante 3 meses vivimos en otro mundo, y vaya mundo! Nuestras vidas cambiaron para siempre gracias a Expo Zaragoza 2008. Gracias a todos!

Enlazo el audiovisual realizado con motivo de la celebración del segundo aniversario de la inaguración de la Expo de 2008. Está expuesto en el acuario fluvial, junto con la exposición fotográfica realizada por la Plataforma por el legado de la Expo durante el mes de Junio de 2010.

Expo Zaragoza 2008 - Pasado, presente y futuro from Video Fusión

No seas egoísta, comparte!

Sobre Patri Caos

Apasionada del cine clásico y devoradora de series. Me encantan las curiosidades, lo retro y lo vintage.
    Comentarios en blogger
    Comentarios en Facebook

5 comentarios :

  1. Me encanta!!!
    que felices fuimos durante esos tres meses!!
    bsts

    ResponderEliminar
  2. Ya te digo Jana! Vaya verano.. que recuerdos..
    Muchos besos :)

    ResponderEliminar
  3. Estooo...

    Bueno, yo es que...

    A riesgo de que me linchéis... Yo soy de los que piensan que la Expo 2008... pues... Eso... Que sobraba. Que no hacía ninguna falta, vaya... Que sí, que fue preciosa, que fue todo muy bonito, pero que no, que no me convenció para nada. Me lo pasé mil veces mejor con los actos del Bicentenario de Los Sitios.

    Dicen que cada uno cuenta de la Feria según le ha ido y que para gustos, colores. Por eso digo que a mí no me pareció para tanto, estuve tres días y salí agotado y decepcionado con tanta agua, tanta agua y tanta agua, tantas colas, tantos agobios, no pude entrar ni en el pabellón de Alemania, ni en el de Japón (las colas asustaban), ni en el de España, ni en el Acuario, ni en absolutamente ningún espectáculo porque todo eran colas, filas, esperas, agobios, sudores, gente, gente, gente por todas partes, gente y "fast-pass" de las narices, que cuando iba yo a intentar conseguir una entrada para algo mínimamente interesante ya se habían agotado todas o quedaban para las tantas de la noche y no estaba por la labor de esperar, que andaba rendido de tantos pasos y patadas. No pude ver más que los pabellones "cutres", los que nadie visitaba porque no tenían casi nada que ofrecer. Y luego, era todo caro de cojones, que tengo yo en casa tres vasos de la Fluvi que me costaron tres riñones llenar de una simple cocacola porque hacía un calorazo de la hostia. Y comer, ni te lo cuento.

    Y la propia Fluvi, vamos, para echarla de comer aparte... Mascota más fea no he visto en mi vida, se parecía a uno de los monstruos de "El laberinto del Fauno". Y para eso estaba en toooooodas partes.

    Vamos, que no, que con todos mis respetos hacia quienes tanto la disfrutásteis (y de lo cual me alegro en el alma, créeme) para mí se podría haber gastado todo ese dineral en cosas muchísimo más urgentes e importantes o, simplemente, haberlo ahorrado para cuando viniesen las vacas flacas, que así estamos ahora como estamos. Para mí, la Expo 2008 fue como el tranvía de Zaragoza. Un hermoso, fantástico, maravilloso y extraordinario... derroche.

    Eso sí, mira, al menos se cerró el Cuarto Cinturón y se embellecieron las riberas del Ebro, el parque del Agua y los accesos a Zaragoza. ¡Pero a qué precio! Y además, para eso no hacía falta ninguna Exposición Internacional.

    Vamos, digo yo.

    (Ale... id afilando los cuchillos, que preparo el cuello)

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo en casi todo lo que dices, no tengo que afilar ningún cuchillo, asi que tu cuello puede estar tranquilo ;)
    Yo estuve en contra de la expo durante su construcción, y la verdad es que se llevaron las perras a puñaos, con los millones que invirtieron podrían haber hecho las cosas mil veces mejor, fueron unos chapuceros, y es una pena. La de cosas útiles que podrían haber hecho con ese dinero..
    Comprendo muy bien tu visión como visitante, era una vergüenza la organización, las colas, el timo del fast-past, etc.
    Los que pasa es que mirándolo por el lado de trabajadora expo quedé muy satisfecha, fue durísimo, pero nos pagaban un buen sueldo, trabajamos con buena gente y rodeados de cosas preciosas e incluso nos pudimos escapar algún rato para echar una cerveza y ver algún concierto (Patti Smith, Calamaro,..), vamos, casi el trabajo perfecto. Cada vez tengo más claro que no conseguiré otro trabajo tan interesante,(que deprimente)..
    Y lo de los dineros ya se sabe, siempre hay unos cuantos espabilados que serán unos millones más ricos, y contra eso, poco se puede hacer..
    Hay que quedarse con lo bueno, al menos el recinto está en uso y hay vidilla, que no pase como en la Expo de Sevilla.

    ResponderEliminar
  5. Buf, menos mal que no soy el único en pensar así...

    Ya te digo, Patri: cada cual cuenta de la Feria como le ha ido y la verdad es que a mí el calor del verano me mata, y en la Expo se dejó notar una cosa mala. Además me agobian mucho las multitudes y respecto a este punto desde luego la Expo 20008 fue un absoluto triunfo...

    Pero repito que aún hoy, dos años después, pienso que Zaragoza tenía otras prioridades antes que organizar una Exposición Internacional que, a todas luces, tuvo como principal finalidad hacer que unos cuantos bolsillos ya totalmente llenos acabasen mucho más repletos aún a costa de un endeudamiento salvaje para toda la ciudad de Zaragoza, una ciudad que era ya en 2008 lo suficientemente importante y conocida, y con una Historia y un Patrimonio Cultural y Turístico tan ricos como para no necesitar de más propaganda... O, al menos, una propaganda tan demencialmente cara.

    Ya el tema de la muestra ("El Agua y el Desarrollo Sostenible") me pareció un poco cargante, demagógico y repetitivo. "Instituto Internacional para la Investigación del Cambio Climático"... "Foro del Agua"... "El Hombre Vertiente"... "Ciudades de Agua"... Impresionante, sí, todo muy impresionante... Pero todo ello no eran más que palabras, espectáculos y conceptos vacíos si no tienen una repercusión práctica que, desde el mismo instante en que uno de los países más contaminantes del mundo como son los EE.UU. ni siquiera estuvieron presentes en la Expo, resultan a todas luces insuficientes. Y, si me apuras, hasta absurdos.

    Me alegro en el alma, de veras, de que los trabajadores de la Expo (que lo hicísteis de maravilla ;)) tuviéseis una experiencia tan fantástica (¡sólo hubiese faltado eso, que encima hubiérais salido "quemados"!), pero hace unos meses pasé por el recinto de la Expo y lo ví todo tan desangelado, tan vacío y tan desaprovechado que se me cayó el alma a los pies... Creo que estamos pagando hoy tales excesos entre todos y, la verdad, con una crisis galopante como la que nos agobia podríamos habernos ahorrado al menos una parte del mal trago actual de haber hecho las cosas de otra manera...

    ResponderEliminar

Gracias por comentar :)
(he puesto moderación de comentarios temporal para evitar el ataque de spam que he sufrido en los últimos días)