La noche de San Juan. Curiosidades de la noche mágica

Los antiguos celtas llamaban Alban Heruin a esta festividad, y su principal significado era el de celebrar el instante en el que el Sol se hallaba en su máximo esplendor, cuando duraba más tiempo en el cielo y mostraba todo su poder a los hombres, y al mismo tiempo, el día en que empezaba a decrecer en el Solsticio de Invierno.Realmente la noche del solsticio es la del 21 de Junio aunque la Iglesia la ha adaptado a la festividad de San Juan, un par de noches más tarde.
Este festival se asocia también a rituales destinados a obtener pareja o a conservarla.

Otra de la creencias era que la pareja que saltaba unida la hoguera conseguía felicidad y buena fortuna. De ahí la costumbre en que las jóvenes arrojan guirnaldas trenzadas por ellas a sus amados a través de las llamas y ellos deben recogerlas antes de que caigan al fuego.

Algunas personas se introducían entre las olas del mar, para recibir de él toda su fuerza renovadora. Y como la presencia del agua es una parte esencial de numerosos ritos de esta festividad, en los lugares del interior, se realizaban rituales en fuentes, lagos o ríos con finalidades similares.

En las leyendas, esta noche es especialmente mágica, porque rompe todos los sortilegios, abre los corazones, desentierra los tesoros ocultos y llena de nuevas energías incluso a los ancianos.

La celebración más importante en España tiene lugar en A Coruña, estando declarada de Interés Turístico Nacional, donde miles de personas se echan a las playas de Orzán y Riazor, principalmente, y As Lapas, Santa Cristina, Bastiagueiro y muchas otras, para quemar sus hogueras.

Según las tradiciones, con sus matices según las comarcas en que nos movamos, en la Noche de San Juan se espanta a las Meigas y Diaños, brujas y diablos. Hay una serie de ritos relacionados con esta y otras costumbres. Los más destacados son:

  1. Saltar o salvar la hoguera: Se salta por encima del fuego un número impar de veces, recitando una fórmula (hay varias distintas). Se dice que puede ayudar a curarse a los enfermos, sobre todo si saltan desnudos, y que las jóvenes que lo saltan sin tocar las llamas se casarán de ahí en un año.
  2. Herbas de San Xoan (Hierbas de San Juan): Durante la tarde y la noche anteriores al día 24 se recogen plantas y hierbas frescas, principalmente rosas, y se dejan en agua toda la noche al descubierto, de tal modo que tomen el rocio u orballo de la noche. Este agua adquiere, entonces, propiedades mágicas, curativas y cosméticas, y pueden curar envidias etc… Toda la familia, en especial niños y chicas jóvenes, se lavan con esta a la mañana siguiente. El orballo, agua fina que cae a lo largo de la noche, tiene, pues propiedades especiales en esta ocasión.
  3. El baño de medianoche: A las doce en punto, si nos bañamos o lavamos en las fuentes milagrosas o santas, nos servirá de remedio a casi cualquier mal, ya que estas aumentan este día y a esa hora sus propiedades.
  4. A frol da auga (Flor del agua): Se recoge tras la fuente cuando sale el Sol. Es una tradición un tanto misteriosa y objeto de discusión e investigación en cuanto a su origen. Es una especie de forma en que salen a la superficie virtudes y maravillas.
  5. Las nueve olas: Tradición muy seguida en A Lanzada, Sanxenxo. Las mujeres deben bañarse desnudas. Ayuda a curar problemas de fertilidad. Las ondas poderosas son las comprendidas entre la segunda y la novena, es decir, siete.
  6. Poner plantas en las puertas: se cuelgan plantas del tiempo, que este día adquieren su máxima frescura, para ahuyentar a las meigas.


El solsticio de verano es el período en el que se abren las puertas del "otro lado del espejo". Es en esa noche en la que se permite el acceso a misterios, afloran a la superficie estraños espíritus, duendes que moran en la oscuridad de la noche, las gallinas de los huevos de oro tientan a los buscadores de fortunas; las mozas casaderas sueñan y adivinan quién será el principe que las despose; las plantas venenosas pierden su dañina propiedad y, en cambio, las salutíferas multiplan sus virtudes; los tesoros se remueven en las entrañas de la Tierra y las losas que los ocultan dejan al descubierto parte del mismo para que algún pobre mortal deje de ser, al menos, pobre; el rocío de la noche cura casi todo tipo de enfermedades y además hace más hermoso y joven a quien se embadurne todo el cuerpo. Noche llena de mágia que hay que saber aprovechar.


La noche magica de San Juan en el mundo

Diversos países tienen sus propios ritos para la noche de San Juan

• En Flandes, las chicas saltan tres veces la hoguera para que sus partos sean fáciles.

• En San Juan de Puerto Rico, los habitantes entran y salen tres veces al mar, recordando al santo, para tener suerte todo el año.

• En Irlanda, las jovenes casaderas saltan tres veces las llamas para casarse pronto y tener muchos hijos.

• En Marruecos las parejas sin hijos saltan juntos sobre una hoguera para que la mujer quede embarazada

• Los que viven en zonas agrícolas aseguran que el trigo alcanzará la misma altura que la hoguera.

• La costumbre de dar nueve vueltas alrededor de una hoguera es común en varias ciudades francesas, con el fin de casarse en los próximos doce meses.

• Para evitar el herpes, se cortan algunas ramas de la hierba de san Juan y se guardan en la casa hasta el próximo año.

• Las ramas que quedan a medio quemar en las fogatas, son llevadas a las casas porque se dice que ellas impiden los incendios.

• En muchos pueblos, los enfermos caminan con los pies desnudos sobre el rocío caído en la noche de san Juan para buscar alivio a sus dolencias.

• Los tréboles de cuatro hojas y la verbena recogida en la noche de san Juan, son protectores de la familia y traen, además, buena suerte.

Tips y curiosidades para la noche de San Juan

Para no tener sueño en todo el año levantate el 24 al despuntar el sol

Si quieres aprender a tocar la guitarra, la noche de San Juan tócala debajo de una higuera y aprenderás bien y rápido

Para olvidarte de todo aquello que no te puedes olvidar y te hace daño, apúntalo en un papel y quemálo, conseguirás olvidarlo durante todo el año.

Bendición de San Juan, dejar caer encima el rocío de la noche.

Metete en el mar de espaldas, mirando la luna y totalmente desnudo, tedrás poder para obrar prodigios.

Plantas y árboles como la ruda, el helecho, el nogal o el roble, aumentan sus poderes beneficos y se pueden utilizar como amuletos

La noche del 23 todas las aguas son bendecidad por San Juan y tienen algún poder.

Si a medianoche se hace una cruz en los árboles, producirán el doble de fruto.

Si a las 12, mira la luna y después la higuera, la verá florecer.

La higuera y el helecho florecen en la noche de San Juan. Quien posea una de estas flores tendrá suerte todo el año

En la víspera se planta la flor de la hortensia, en un tarro con tierra y agua. Luego se le hace un pedido poniendo fe en el bautismo de San Juan. .

Para mantenerse joven y sin calvicie y sin arrugas hay que lavarse con agua de manantia. Esa noche las aguas están benditas por el Bautista.

Antes de la salida del sol hay que regar los árboles con agua de manantial, para que den bastante fruta durante el año.

La noche de San Juan, 23 de junio, es la más corta del año en el hemisferio norte y significa el triunfo de la luz sobre la oscuridad. En sus rituales las características principales son el sol, el fuego, y el agua. Las hogueras que se encienden esa noche preservan de todo mal durante un año. La leyenda dice que las cenizas curan las enfermedades de la piel y que es conveniente saltar la hoguera un mínimo de tres veces para tener un buen año. Es una noche mágica en la que todo puede suceder, cuando las hierbas tienen propiedades que todo lo curan o espantan malos espíritus, las mozas encuentran novio y el amor no tiene ataduras. Los tesoros escondidos brillan pueden ser descubiertos, y quien coge la hierba llamada “verbena” queda curado de todo mal. De aquí viene que en castellano a la fiesta se le llame verbena.

Sin embargo, el elemento principal es el fuego. Los niños y las niñas recogen leña y muebles viejos bastantes días antes y los amontonan en un llano. La costumbre de encender fuegos parece que proviene de antiguo cultos paganos al sol, pero también está relacionada con la prevención de epidemias por el poder antiinfeccioso y de alejar los malos espíritus que posee el fuego.

Os deseo una mágica noche de San Juan.

Fuentes:

http://bloglenguayliteratura.wordpress.com;

http://www.consejoutil.com;

http://libromagicodeembrujo.blogspot.com

No seas egoísta, comparte!

Sobre Patri Caos

Apasionada del cine clásico y devoradora de series. Me encantan las curiosidades, lo retro y lo vintage.
    Comentarios en blogger
    Comentarios en Facebook

1 comentarios :

Gracias por comentar :)
(he puesto moderación de comentarios temporal para evitar el ataque de spam que he sufrido en los últimos días)