Viernes 13, día de mala suerte (especialmente para blogger) ;)

Bien! Vuelve a funcionar Blogger, (después de sufrir la mayor avería de su historia) así que por fin puedo publicar la entrada prevista para hoy:

El viernes 13 es considerado como un día de mala suerte para los anglosajones.
Hace algunos años realizó una investigación con un grupo de sujetos y determinó que para ciertas personas el Viernes 13 puede ser realmente un mal día, pero esto es debido a que se sienten tan estresados que su concentración no es la más adecuada para salir a las calles y esto es causa de muchos accidentes. Calcula que una persona supersticiosa tiene un 25% más de posibilidades de sufrir un accidente automovilístico que alguien que sea escéptico.
 

El 13

Las encuestas demuestran que, entre todas las supersticiones referentes a la mala suerte, la inquietud relacionada con el número trece es la que hoy en día afecta a más gente.

Los franceses, por ejemplo, nunca dan a las señas de una casa el número trece. En Italia, la lotería nacional lo omite. Las líneas aéreas internacionales saltan ese número en las filas de asientos de los aviones. En los Estados Unidos, los modernos rascacielos, comunidades de propietarios y edificios de apartamentos dan al piso que sigue al 12 el número 14.

Un experimento psicológico puso a prueba la potencia de esta superstición. Un nuevo edificio de apartamentos de lujo, a una de cuyas plantas se le dio temporalmente el número trece, alquiló unidades en todas las demás plantas, y sólo muy pocas en la planta decimotercera. Cuando se cambió el número de esta planta por el de 12-B, los apartamentos sin alquilar en seguida encontraron inquilinos.

Vamos al origen de esta superstición:
Valhalla

Todo esto se remonta a la mitología nórdica, En un banquete en el Valhalla (fortaleza a la cual los guerreros  iban al morir) fueron invitados doce dioses. Loki, el dios de la mentira y el engaño se presentó sin haber sido invitado, convirtiéndose en el comensal número trece. Durante la cena logró engañar a Hod, el hermano ciego de Balder para que este lanzase un ramo de muérdago al pecho de su hermano. El muérdago era la única cosa fatal en el mundo para Balder, dios de la luz, la alegría y la reconciliación, quien murió en el acto. Esto sumado a la ültima Cena contribuyó a la creencia de que si se sientan trece personas a una mesa, una de ellas fallecerá en poco tiempo.. Ésta es una de las primeras referencias escritas al infortunio relacionado con el número trece. Desde Escandinavia, la superstición se difundió a través de Europa, en dirección Sur.

Al iniciarse la era cristiana, estaba ya bien establecida en los países mediterráneos. Entonces, aseguran los folkloristas, la creencia fue notablemente reforzada, por la historia de la Última Cena. Cristo y sus apóstoles eran trece. Menos de veinticuatro horas después de esta cena, Cristo era crucificado.

El Viernes

Según que países, si el 13 cae en viernes la cosa se pone fea. Según la tradición, en un viernes día 13, Eva tentó a Adán con la manzana, el Arca de Noé inició su larga navegación durante el Diluvio, una confusión de idiomas puso fin a la construcción de la torre de Babel, el Templo de Salomón fue arrasado, y también en este día Cristo murió en la cruz.

Sin embargo, el verdadero origen de la superstición aparece también en un relato en la mitología escandinava. El nombre del viernes —Friday en inglés, Freitag en alemán— procede de Frigga, la liberal diosa del amor y la fertilidad. Cuando las tribus escandinavas y germánicas se convirtieron al cristianismo, Frigga fue desterrada a la cumbre de una montaña, considerada como bruja.
Se creía que cada viernes la diosa, rencorosa, celebraba una reunión con otras 11 brujas, más el demonio —con lo que eran 13 —, y conspiraban para causar infortunios durante la semana siguiente. Durante muchos siglos, en Escandinavia el viernes fue conocido como el «Sabbath de las brujas».


Los Templarios y la Maldición deMolay

La Orden de los Templarios fue uno de los primeros sistemas bancarios internacionales de la historia. Su habilidad para guardar bienes y propiedades llevó a que miles y miles de personas confiaran en ellos, razón por la que amasaron con el tiempo un gran tesoro. Tras una gran guerra contra Inglaterra (la guerra de los 100 años),  el Rey de Francia, Felipe el Hermoso, había quedado en una situación económica desastrosa, por lo que se aprovechó de su ejército para “recolectar” oro. Primero le sacó todos sus bienes a los judíos y los echó de Francia, sin embargo necesitaba aun más oro, por lo que ideó una estratagema para acusar injustamente a los Templarios y enjuiciarlos. Es así que el Viernes 13 de Octubre de 1307 comienzan a ser arrestados por toda Francia y los bienes que guardaban incautados por el ejército.. El rey, sabiendo que si solo les quitaba sus bienes y los dejaba marchar éstos muy posiblemente tendrían una posición moral muy superior y ganarían partidarios, obligó al Papa Clemente V -que era su títere y había sido instalado a la fuerza por el mismo Felipe años antes- a que los declarara herejes, por lo que cientos de Templarios fueron quemados por toda Francia.
Jaques deMolay
Siete años más tarde se condena a muerte a los dos últimos templarios con vida, el Gran Maestre Jaques deMolay y Godofredo de Charnay las dos figuras más importantes del Temple, y a la vez famosos por su honradez. Antes de morir el Maestre pidió que se le aflojen las manos para rezar, y en su rezó pidió una venganza por tan injusta condena bajo las siguientes palabras: “Dios vengará nuestra muerte, con esta convicción yo muero”. Acto seguido fueron quemados.
Solo un mes tras pasar la condena el Papa Clemente V, quien los había declarado como herejes, muere atragantado con un higo; al poco tiempo sigue Nogaret, autor material de la condena, y tras 8 meses el Rey Felipe cae de su caballo quedando paralítico y muriendo en una gran agonía. La maldición no terminaría aquí, e irían cayendo uno por uno los descendientes de la línea sanguínea de Felipe, al punto que para 1328, unos 14 años después del asesinato de los Maestres, ya no quedaba ningún heredero de Felipe y la Dinastia de los Capetians desaparecía tras 300 años de reinar sobre Francia.
Como es de imaginar esto impresionó a tal punto a la población que “La maldición de Molay” se extendió por toda Francia y posteriormente a Portugal y los países de Europa del Norte, así como también, pero en menor grado, a algunas partes de España y Grecia.


Bueno, os deseo un feliz viernes 13 con mucha suerte  :)


Fuentes:
wikipedia
http://usuaris.tinet.cat/vne/supersticiones_1.htm
http://alanurizar.blogspot.com/2009/11/el-numero-13-porque-la-mala-fama.html

No seas egoísta, comparte!

Sobre Patri Caos

Apasionada del cine clásico y devoradora de series. Me encantan las curiosidades, lo retro y lo vintage.
    Comentarios en blogger
    Comentarios en Facebook

6 comentarios :

  1. Un tema muy interesante. Felicidades!!!! :)

    ResponderEliminar
  2. Sí es casualidad que caiga Blogger el día antes de un viernes 13. Mal fario tiene el asunto que has publicado, aunque esté muy interesante; que lo está.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Elena! A ver si nos vemos pronto! si no vienes para Zaragoza, me voy yo para Galicia, eh? :)
    Besos
    Ciudadao K.O. no creo que lo de Blogger haya sido coincidencia, no sé si llegaremos a saber lo que pasó, pero estoy convencida de que no sólo se debió a un "fallo de mantenimiento" :)

    ResponderEliminar
  4. Pues por mucho que le ponga al piso 12B siempre será el 13. Entre el doce y el catorce siempre estará el susodicho.
    ¿Y del martes y trece qué pasa, no hay ninguna historia?

    ResponderEliminar
  5. Hola Felipe!
    Si, claro, el martes y 13 también tiene sus historias, pero lo pondré en la entrada correspondiente al próximo martes y 13. que creo que caerá en Septiembre ..

    ResponderEliminar
  6. ¿De martes y trece? ¡Pues claro que hay historias, y muy buenas!..

    ¿Encanna? ¿Es Encanna de noche? Hola bonita, que es que estaba yo aquí en Algete, friendo unas empanadillas para mis niños que están haciendo la mili en Móstoles y me he dicho "voy a llamá a Encanna, no sea que me se quemen las empanadillas y me quede yo sin oil-la..."

    ResponderEliminar

Gracias por comentar :)
(he puesto moderación de comentarios temporal para evitar el ataque de spam que he sufrido en los últimos días)