Cáncer y alimentación. Estámos siendo envenenados?

El 35 % de los casos de CANCER tienen relación en su origen con la alimentación.

Hay una gran cantidad de compuestos presentes en algunos alimentos procesados que son sindicados como responsables de favorecer la aparición de cáncer. En general todos estos compuestos tienen que ver con aditivos y productos químicos para mejorar el sabor, textura y consistencia de los alimentos.

Muchas asociaciones de consumidores en el mundo han luchado porque se etiqueten los alimentos que contengan ingredientes peligrosos que potencialmente aumenten las probabilidades de contraer cancer, pero en la mayoría de los casos los consumidores son ignorados. Importan más los beneficios económicos de las industrias alimentarias que la salud de millones de personas.


Un buen ejemplo lo tenemos en España con Coca Cola Zero. Aquí se utiliza un aditivo cancerígeno prohibido en EE UU, Gran Bretaña y México. Venezuela retiró esta bebida por tener entre sus componentes un aditivo con riesgos cancerígenos, el E-952, ciclamato sódico, prohibido en numerosos paises desde 1969. 

El ciclamato de sodio es uno de los edulcorantes más potentes y baratos utilizados en la fabricación de productos light o sin azúcar, como zumos, refrescos, bollería industrial, chucherías,.., (en los países donde es legal su utilización).  Fue prohibido en EE UU en 1969. Tampoco está permitido en Gran Bretaña, Irlanda, Bélgica, Australia o Nueva Zelanda.
Esteban Cabal, el autor de la Guía de los aditivos usados en alimentación, detalla: “En experimentos con animales provocó tumores en ovarios, riñones, piel y útero. En humanos se ha dicho que interfiere en la síntesis de las hormonas tiroideas y puede producir alergias. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), puede tener potencialidades cancerígenas y efectos mutágenos. Se desaconseja su consumo especialmente a niños y mujeres embarazadas y puede dañar los espermatozoides y los testículos”.
Sin embargo, el ciclamato de sodio es legal en España, Italia, Grecia, Portugal, Polonia, Estonia, Lituania y varios países de América Latina. Por su parte, la OMS establece en 11 miligramos de E-952 por kilogramo de peso corporal la ingesta diaria máxima. La agencia más estricta es la FDA (Food and Drug Administration) estadounidense, mientras que la UE es mucho más laxa e influenciable por los intereses de la industria.

Algunos productos que deberías conocer que contienen E-952:
MERMELADAS HERO DIET
COCA COLA LIGHT
NESTEA SIN AZÚCAR
LA CASERA 
SCHWEPPES LIGHT
FANTA ZERO
BITTER KAS
  
Otros aditivos peligrosos (he tenido que resumirlos porque la lista era muuuy larga):

Sacarina (E-954)
Este edulcorante es usado desde principios del siglo XX. No se ha demostrado que ayude a perder peso. Dosis altas provocaron cáncer de vejiga en ratas en experimentos realizados en los años ‘70. Se ha dicho que pueden producir cáncer en los hijos y nietos de quién lo toma. Está prohibido en Francia y en Canadá. En EE UU es obligatorio advertir en las etiquetas sobre los productos que contienen sacarina”.

Aspartano (E-951)
De origen químico, fue descubierto en 1965 y se usa desde 1983 como edulcorante en muchos productos de gran consumo. En el organismo se transforma en fenilalanina, ácido aspártico y metanol. Su toxicidad está siendo objeto de encendidas polémicas en EE UU, donde ha sido acusado de provocar convulsiones, estados de coma, tumores cerebrales, linfomas y leucemias y ceguera. En España las etiquetas advierten de algunos de sus riesgos.

Azul de Antraquinona (E130)
Es un potencial cancerígeno. Produce alergias y urticaria en pocos minutos.
Utilizado en pastelería.

 Nitrito de sodio (E250)
Destructor potencial de glóbulos rojos, cancerígeno.
Puede provocar accidentes vasculares.
Alimentos: Embutidos.

Nitrato de Potasio (E252)
Destructor potencial de glóbulos rojos, cancerígeno.
Puede provocar accidentes vasculares.
Alimentos: Embutidos.

Butilhidroxianisol (E320)
Aumenta el colesterol, alergias.
Se acumula en el cuerpo y puede provocar tumores en el hígado. Potencial cancerígeno.
Se encuentra en grasas y aceites y purés de patatas.

Butilhidroxitol (E321) Antioxidante.
Según la OMS produce atrasos en el crecimiento.
Aumenta el colesterol, alergias.
Se acumula en el cuerpo y puede provocar tumores en el hígado. Potencial cancerígeno.
Se encuentra en grasas y aceites y purés de patatas.





Algunos alimentos que deberíamos evitar (especialmente los niños):

1° Hamburguesas
"El exceso de carne no solamente provoca problemas de colesterol y de estómago, sino que su ingesta duplica el riesgo de cáncer de mama”, sostiene la oncóloga Maria Luisa Zabala Ramos, quien recomienda ingerir este alimento una vez a la semana y no más.

2° Carnes Procesadas
Contiene altos niveles de nitrato de sodio, un reconocido cancerígeno que es usado para darle el tradicional color rosado y aspecto “fresco” a la carne que podemos encontrar en el supermercado. Cuando lo ingerimos este nitrato se convierte en nitrosamina, altamente cancerígeno, pero que es totalmente obviado en el etiquetado.

3° Donuts
Este alimento es una bomba azucarada, que destruye nuestra producción de insulina natural. Está elaborada con harina refinada, que incluye fluor y aceite hidrogenado. Es uno de los peores alimentos que se pueden consumir.

4° Perritos calientes
Las salchichas tienen excesivos niveles de sal y de nitratos, que son altamente cancerígenos.

5º Patatas fritas.
Son preparadas con aceite hidrogenado, y luego cocinadas a altas temperaturas. Es sabido que incluso algunas cadenas de comida rápida le agregan azúcar, para darles mejor sabor.

6° Galletas.
Hay galletas de muchos tipos, pero tienen algunas cosas en común. Tienen fluor, harina blanca y azúcar, además de aceite hidrogenado. Si bien muchas dicen estar libre de grasas transgénicas, hay que estar atento ya que por lo general solo tienen la porción inferior a lo que indica la norma.

El aceite hidrogenado o parcialmente hidrogenado, es otro agregado de temer. Es usado comúnmente para conservar los alimentos envasados durante más tiempo. Para realizar este proceso, el aceite es calentado en presencia de hidrogeno y catalizadores metálicos. Esto crea las llamadas “grasas transgénicas”. Sin embargo, podemos comprobar que muchos fabricantes colocan en las etiquetas “Libre de grasas transgénicas”. Esto ocurre también en el caso de otros compuestos, pero la verdad es que simplemente se aseguran de que la ración de grasas transgénicas caiga por debajo de los 0,5 grs. Por porción individual, lo que no soluciona el hecho de que aún se encuentra dentro de la composición.

Está comprobado que el consumo de aceite hidrogenado es directamente responsable por la diabetes, la obesidad, problemas al hígado, destrucción o degradación de las células, comportamiento agresivo, problemas de aprendizaje, enfermedades coronarias, y por supuesto, el cáncer.

 Para poder prevenir esta enfermedad podemos seguir algunas sencillas recomendaciones:
  • Comer alimentos no procesados y cambiarlos por alimentos de origen vegetal frescos.
  • Consumir alimentos ricos en omega 3 y otros ácidos grasos esenciales.
  • Comer muchas frutas y verduras.
  • Hacer ejercicio. El cáncer no puede prosperar en ambientes altamente oxigenados.
  • Mantener a raya los niveles de azúcar en la sangre.
  • Consumir vitamina C presentes en alimentos naturales.
  • Vitamina D, que conseguimos con exposiciones controladas al sol.
  • Mantener un buen nivel de hidratación para eliminar toxinas del cuerpo.
  • Y por supuesto, mirar el etiquetado de los alimentos, ahora ya no hay excusa :)


No seas egoísta, comparte!

Sobre Patri Caos

Apasionada del cine clásico y devoradora de series. Me encantan las curiosidades, lo retro y lo vintage.
    Comentarios en blogger
    Comentarios en Facebook

4 comentarios :

  1. Hola guapa!! esta claro que no sabemos lo que comemos y la mayoria de la gente se piensa que esas cosas no influyen en su salud.
    Todos deberiamos ser un poco mas conscientes y tomar alimentos lo más naturales posibles.
    Un beso y gracias por la informacion

    ResponderEliminar
  2. Otro beso para ti, Rocio :)
    Yo me escandalizo leyendo estas cosas, no me extraña que estemos todos enfermos!
    Entre la comida, la contaminación, las ondas electromagnéticas y ahora la radiación, nos tienen envenenados por todos los frentes.
    Nos ponen muy difícl el estar sanos, que rabia!
    Al menos hay que informarse, que s tienen en la ignorancia, desde quí, haré lo que pueda ;)

    ResponderEliminar
  3. Hola, Patri:
    Estupenda información, ¡da miedo pensar que para muchas multinacionales somos algo así como conejillos de Indias y que los gobiernos no muevan ni un mísero dedo para evitarlo, pero claro, en este mundo los intereses económicos son lo primero. ¡Qué les importan nuestras vidas!
    Saludos y sigue por este camino, haces una labor estupenda informando.
    Un abrazo, Leonor.

    ResponderEliminar
  4. Buenos días Leonor!
    Te recomiendo un documental llamado "La Corporación", es aterrador ver como los "consumidores" somos tratados. Ya iré contando..
    Gracias por pasarte :) Un beso!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar :)
(he puesto moderación de comentarios temporal para evitar el ataque de spam que he sufrido en los últimos días)