Pages

Subscribe:

jueves, 29 de julio de 2010

El toro Ferdinando

 La historia de Ferdinando, el toro (1936),  es un libro infantil que narra la historia de un toro que preferí­a oler flores a pelear en las corridas de toros de Madrid. Se queda echado en medio de la plaza de toros sin que las provocaciones del matador le molesten. Este libro se lanzó al mercado en el comienzo de la Guerra Civil Española y muchos seguidores de  Franco lo vieron como un libro pacifista. Se convirtió en el blanco de la Derecha y se prohibió en muchos paí­ses y quizás por ello, los de Izquierda promovieron su lectura. Fue uno de los libros no comunistas recomendados en la Polonia soviética.
Es la obra literaria más conocida alrededor del mundo del autor estadounidense Munro Leaf e ilustrado por Robert Lawson.
Disney, realizó un cortometraje sobre la historia de Ferdinando que ganó un Oscar al mejor corto animado en 1938.
Resulta muy curiosa la representación de los españoles, con sombreros y bigote los hombres (parecen todos mexicanos) y con mantilla y peineta las españolas, muy folclóricas ellas:

 


Las Hermanitas Lennon, por su parte, le dedicaban al toro Ferdinand esta bella canción allá por el año 1958.

2 comentarios :

  1. Interesante presentación, sobre todo tan oportuna ahora con lo de la prohibición de las corridas de toros en Cataluña...

    Yo no soy taurino, no me gustan las corridas, me parecen una salvajada, pero me repele el hecho de la utilización política-nacionalista del caso para llevar el agua al molino de ERC, CiU, etc. A ellos lo que menos les importa es el toro, lo que de verdad buscan es "el hecho diferencial", el proclamar a los cuatro vientos que "Cataluña no es España"... Un tanto electoral, y nada más...

    ResponderEliminar
  2. Precisamente lo he publicado ahora por la prohibición en Cataluña. Yo tampoco soy taurina, no me gusta ver a los animales sufrir,ni en la plaza ni en ningún otro lado. Como dices, es una salvajada.
    Estoy de acuerdo, no creo que les importe mucho defender a los toros, es puro interés de diferenciarse de España.. que pena.

    ResponderEliminar