Diane Van Deren, la supermaratoniana por accidente

Diane van Deren se convirtió en la primera mujer en completar en 8 días la Yukon Artic Ultra, una carrera de resistencia de 480 kilómetros con una temperatura de 40° bajo cero.


La historia de esta atleta es muy curiosa, ya que  se convirtió en ultramaratoniana por accidente:

Cuando tenía solo unos meses, sufrió un síncope con fiebres muy altas, acompañadas de temblores y convulsiones que duraron cerca de una hora. Este episodio le provocó daños cerebrales que pasaron desapercibidos hasta su adolescencia, cuando empezó a padecer ataques epilépticos. Estuvo durante años medicándose para calmarlos, pero después de su tercer embarazo se volvieron más intensos, fue entonces cuando los médicos examinaron a Diane y descubrieron que tenía una lesión en el lóbulo temporal. Decidieron extirparle la zona del cerebro, consiguiendo así que dejara de sufrir los ataques de epilepsia, pero provocó que Diane perdiera la proporción del espacio y del tiempo, la capacidad de memorizar hechos, conversaciones y rostros, y la de organizar tareas simples.

Diane ya practicaba running antes de la intervención quirúrgica, ya que había descubierto que corriendo, mitigaba los ataques epilépticos, aunque su  rendimiento mejoró notablemente después de extraerle el trozo de cerebro: corre sin recordar cuánto tiempo lleva corriendo y sin saber cual es su destino.  Además, no siente dolor, así que no padece los síntomas de cansancio. La única referencia de su marcha es el ritmo que le marcan sus pies.

Pero desde la operación, tiene que anotarlo todo: para recordar recoger a sus hijos en el colegio, hacer la comida, el lugar donde ha aparcado su coche,... Su marido ha ido llenando las paredes de su casa con fotos que le ayudan a recordar a las personas, los lugares que ha visitado y los momentos importantes de su vida.
Sus amigos y familiares tienen que recordárselo todo y repetirle las cosas varias veces, y en muchos casos, no logra recordar ni sus nombres.

Para los entrenamientos suele llevar pequeñas piedras que va dejando en el camino para saber volver a casa.






A sus 53 años, sigue participando en alta competición, entrena con ciclistas en el Centro de Entrenamiento Olímpico, corriendo maratones y, desde 2002, compitiendo en niveles de élite en eventos de ultra-distancia. Piensa que es importante compartir su historia personal con otras personas. ¨Me gusta hablar acerca de cómo todos nosotros tenemos obstáculos en nuestras vidas. El mío fue la epilepsia¨.



“Yo amo correr porque me da una oportunidad de ir a las montañas, a la naturaleza, sin teléfono ni televisión, sin coche. Es tranquilo y calmado, es mi tiempo de meditación y es mi tiempo con Dios”.




Fuentes:
Revista Quo
http://www.revistarecorrer.com.ar/
http://www.24horas.cl
http://elcomercio.pe

No seas egoísta, comparte!

Sobre Patri Caos

Apasionada del cine clásico y devoradora de series. Me encantan las curiosidades, lo retro y lo vintage.
    Comentarios en blogger
    Comentarios en Facebook

2 comentarios :

  1. Que impreionante historia, ojalá que pueda correr más años. Que inspirador las personas como ella que convierten sus debilidades en fortalezas. Te voté en Divoblogger. ¡Saludos desde el Neoverso!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Bimago! Ahora me paso por tu blog. Saludos!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar :)
(he puesto moderación de comentarios temporal para evitar el ataque de spam que he sufrido en los últimos días)